Caso: quebrantamiento de pena por conducir en estado de ebriedad

Se condenó al imputado que condujo con 2,3 grados de alcohol en sangre, pese a estar inhabilitado para manejar todo tipo de vehículos, a 6 años de prisión de efectivo cumplimiento. La investigación estuvo a cargo del fiscal Andrés Torino y de la fiscal sustituta Micaela Succurro.

CARTEL FISCAL

Durante la audiencia de lectura de sentencia, de acuerdo a lo solicitado por el fiscal Andrés Torino y la fiscal adjunta Micaela Succurro, el juez de la causa dr. Daniel Alfredo Saez Zamora, condenó al imputado por ser el autor material y penalmente responsable del delito de quebrantamiento de una inhabilitación judicialmente impuesta.
La pena impuesta fue de seis años de prisión de efectivo cumplimiento y diez años de inhabilitación especial para conducir todo tipo de vehículo que requiera de habilitación. También ordenó que se le decomise el vehículoen el que se trasladaba en el momento del hecho.
Este hombre condujo un automóvil en horas de la madrugada del 14 de enero pasado, en forma de zig zag por la Avenida Juan Domingo Perón que conecta Santa Rosa con Toay, pese a encontrarse inhabilitado para manejar todo tipo de vehículo que requiera habilitación. Esta persona se encontraba en estado de ebriedad cuando fue interceptado por la policía y al hacerle la prueba de alcotest arrojó como resultado que tenía 2,3 grados de alcohol en sangre.

Últimas noticias

Se el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*